Al aumento de contagios y fallecimientos por coronavirus en el país y a la preocupación de médicos y científicos por el posible colapso del sistema de salud en las próximas semanas, las usinas opositoras le sigue respondiendo con nuevas operaciones mediáticas y en las redes sociales. Primero agitó el fantasma  sobre la llegada de médicos cubanos a la Argentina. Luego, la fallida «Marcha contra el comunismo». Este lunes, los operadores habituales del macrismo volvieron a la carga: intentaron responsabilizar a La Cámpora por la quema de barbijos que este sábado militantes anticuarentena realizaron frente al obelisco. Como también es habitual, los opositores contaron con el apoyo de los medios enfrentados al Gobierno para ampliar la campaña que montaron desde Twitter, donde en cuestión de horas quedó al descubierto que no era otra cosa que una nueva fake news.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here