Los medicamentos vencidos o productos farmacéuticos caducados corresponden a un grupo de residuos que se generan luego de pasada su fecha de vencimiento o debido a que pierden sus propiedades por situaciones particulares, como por ejemplo almacenamiento inapropiado, o, porque no pueden reutilizarse (situaciones donde se inicia un tratamiento y no se termina de usar el medicamento). La correspondiente iniciativa está impulsada por el Colegio de Farmacéuticos de Mercedes.

Los medicamentos vencidos son clasificados como residuos especiales, biológicos-infecciosos y peligrosos. En 1992, fue sancionada la Ley N° 24051 de Residuos Peligrosos, que establece el ámbito de aplicación y consideraciones generales para los generadores, transportistas, plantas de tratamiento y disposición final de todo residuo que pueda causar daño, directa o indirectamente, a seres vivos o contaminar el suelo, el agua, la atmósfera o el ambiente en general. Quedando excluidos, entre otros, los residuos domiciliarios.

En la Provincia de Buenos Aires, en 1994 se promulgó la Ley Nº 11.347 (Modificada por Ley N° 12.019), de Tratamiento Obligatorio de Residuos Patogénicos. Los medicamentos son considerados según esta ley como Residuos Patogénicos Tipo B, y la farmacia como un establecimiento generador de Residuos Patogénicos de Tipo B, según Decreto Nº 450/94 del Poder Ejecutivo de la Provincia de Buenos Aires.

Por lo tanto, para la adecuada recolección, transporte, tratamiento y disposición final de los residuos patogénicos, las farmacias se encuentran inscriptas en el Registro Provincial de Generadores de Residuos Patogénicos, cuentan con recipientes destinados a contener las bolsas con residuos patogénicos y no patogénicos, y mantienen a través del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires, un convenio con empresas transportistas de residuos patogénicos debidamente registradas en la Secretaría de Política Ambiental.  

El Secretario de Salud, Pablo Cassiani, dijo: «La mayoría de los vecinos tiran estos medicamentos a la basura o al desagüe y esto tiene un impacto ambiental muy grande, por ese motivo, las farmacias de nuestra ciudad se ofrecen para darles la disposición final. De esa forma no solo protegemos al medio ambiente sino que además protegemos la salud de la población”.

“Le damos la posibilidad a los vecinos de la ciudad que cuando tengan un medicamento vencido o deteriorado puedan acercarlo a cualquier farmacia de nuestra ciudad”, expresó también Cassiani.

Eric Bocca, Presidente del Colegio de Farmacéuticos de Mercedes, mencionó: «Estamos muy contentos que se lleve adelante esta ordenanza que presentó Carlos Milhome hace ya un tiempo, y agradecemos al municipio el apoyo que estamos recibiendo para llevar adelante esta iniciativa. Nosotros en las farmacias tenemos las urnas para que depositen el medicamento vencido, en donde lo que hacemos es darle el tratamiento sanitario correspondiente”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here